Testimonios

Gustavo Mazzo, Jefe de Operaciones

“Gracias a la experiencia que adquirí en tantos años, puedo transmitir a los trabajadores cuáles son los riesgos, para fomentar que vuelvan sanos a sus hogares y también que sus familias estén tranquilas al saber que cuidamos de ellos”.

Argentina_Testimonios_Gustavo-Mazzo-medium
Gustavo Mazzo es uno de los colaboradores más antiguos del Grupo Veolia en Argentina. Comenzó a trabajar en 1996, como encargado de recolección domiciliaria de Aesa, primer contrato adjudicado al Grupo. Por ese entonces, tenía tan sólo 22 años de edad, pero no se trataba de su primer trabajo. Antes, se había desempeñado como capataz de un sector de barrido en otra compañía que también efectuaba servicios de recolección domiciliaria y barrido de calles en la región.

Ya en 2003, habiendo renovado el contrato, Gustavo es ascendido al puesto de encargado general del servicio de recolección domiciliaria. Tantos años en el rubro, más un nuevo proceso licitatorio y otra renovación aportaron mucha experiencia para Gustavo, quien recuerda esa etapa de su vida laboral con mucho cariño:
 

“Fueron 18 años de trabajo en Avellaneda, donde varios de nosotros pasamos muchas horas juntos. Formamos una gran familia. Estoy muy agradecido con Veolia por darme la oportunidad de seguir creciendo, y estar al frente ahora de un servicio más complejo y colaborando con cerca de mil trabajadores. Pero no puedo dejar de decir que el tiempo que pasé en Avellaneda fue estupendo y que quedará en mi memoria como un grato recuerdo”.


Ocurre que en 2014, tras la adjudicación del nuevo contrato en la Ciudad de Buenos Aires, Gustavo se sumó al equipo de Aesa Buenos Aires. “Eso implica un nuevo reto en mi carrera dentro del grupo, asumiendo un nuevo puesto como Jefe de Operaciones, con ventajas de ampliar mis conocimientos acerca de los servicios en todas sus variantes. Es importante el aporte que se me permite hacer también, gracias a la experiencia que adquirí en tantos años, puedo transmitir a los trabajadores cuáles son los riesgos, para fomentar que vuelvan sanos a sus hogares y también que sus familias estén tranquilas al saber que cuidamos de ellos”. Además, Gustavo hace referencia a la importancia de nuestra actividad de higiene urbana:
 

“También trato de promover un mensaje sobre la calidad de los servicios, cuán importante es la labor de cada operario, ya que la limpieza del espacio público, y en parte la salud de los ciudadanos, depende de nosotros, es fundamental que los trabajadores sepan que representan a Veolia ante el usuario y nuestro cliente.”  


Y para finalizar, se muestra agradecido y contento con su trabajo.

“Quiero destacar mi agradecimiento al grupo Veolia por incentivar de muchas maneras el crecimiento laboral que he adquirido, sumando la importancia de sentirme valorado en lo personal y  también  en todos estos años la gran calidad  humana de personas que han compartido mis experiencias, me hace sentir muy bien en todos los aspectos de mi vida“.